.


Contacto: Tlf. 0416-403.26.03 Email: milcreencias@gmail.com Facebook: espiricontigo@gmail.com

domingo, 19 de diciembre de 2010

INCORRUPTIBILIDAD.



: Sta Angela de la Cruz (Sevilla) Beatificada y Santificada por Juan Pablo II.


Vamos a tratar de exponer un tema del que se habla poco, salvo en los medios religiosos católicos. Tengo que hacer notar que este asunto no está sujeto a dogma alguno de fe. Es algo en lo que cada uno puede tener el criterio que le parezca mejor. Es el punto de vista del científico el que yo quisiera exponer. Para ello es necesario conocer claramente los fenómenos naturales que se producen en el cuerpo que deja de vivir. Los más importantes son : Rigidez, livideces, putrefacción. Pasaremos a analizarlos someramente.

Rigidez cadavérica.-

Todos sabemos por práctica común, que si queremos desplumar una ave para guisarla es necesario hacerlo recién muerta, ya que horas después es muy difícil arrancar las plumas de la piel. Esto es debido al fenómeno de la rigidez post-mortem que hace que los músculos que rodean las bases plumíferas se endurezcan e impidan su fácil arrancamiento. En la musculatura de cualquier animal ocurre lo mismo. La anoxia impuesta por la parada cardio-respiratoria altera la proteína muscular llamada miosina que se contrae irreversible y definitivamente, antes de pudrirse. Siendo los miembros dotados de grupos musculares de acciones antagónicas, es fácil adivinar que el encogimiento simultáneo de todos ellos producirá un intenso agarrotamiento del miembro que encontraremos rígido. No existe , pues, musculatura muerta que no se halle desnaturalizada y definitivamente contraída.

Livideces.-

La parada circulatoria hace que mientras no se produzca la inevitable coagulación intravascular, la sangre se remanse en los sitios más bajos del cuerpo, a los que presta una peculiar coloración morada que llamamos livideces. Una vez pasado algo de tiempo las mismas substancias liberadas por las plaquetas de la sangre se encargan de producir una coagulación total de la misma, con lo que deja de ser un fluído líquido y se transforma en un gel coagulado intravasalmente. Por esa razón los muertos no sangran cuando se les pincha o corta, pues ya no tienen sangre líquida que verter.

Putrefacción.-

Es el signo más seguro de la muerte. El tracto intestinal, plagado de bacterias que eran útiles para la digestión de los alimentos, se transforma en el reservorio séptico del que partirán bacterias móviles que a lo largo de todos los vasos sanguíneos y nutriéndose de su sangre coagulada podrán llegar a todos los rincones del organismo y comenzar allí la putrefacción, o sea la descomposición. A las invasiones bacterianas seguirán invasiones de larvas de insectos que también se hallan en forma de huevos en el mismo intestino que continuarán la labor destructiva en sucesivas hordas de diferentes clases que podrán servir al forense para diagnosticar el tiempo transcurrido desde el óbito. El papel de la sangre coagulada que permite la transmisión de la putrefacción es capital para comprender el porqué, desde la más remota antigüedad los carniceros lo primero que hacen es desangrar al animal, para hacer que su carne tarde más tiempo en comenzar a pudrirse. El hecho de que el animal sin sangre se mantenga más tiempo en estado de pureza hizo que los antiguos judíos considerasen a la sangre humana como algo netamente impuro. La putrefacción libera múltiples substancias con caracteres aromáticos desagradables, como las putrefactina y la cadaverina, que atraviesan las vías aéreas e inclusive la piel del cadáver haciéndolo sumamente pestilente. Para no percibir esto y para acelerar y dar fin al proceso de putrefacción es por lo que el género humano entierra a sus muertos.

Siendo estas las leyes biológicas que se cumplen en todos lo animales que mueren hay que mencionar las excepciones que surgen por hechos naturales que son la momificación, la preservación físico-química, la congelación, el efecto de la radioactivdad y por último en el caso que nos ocupa: la incorruptibilidad inexplicable por conocimientos biomédicos.

La momificación es la total y rápida deshidratación del cuerpo que se da en lugares muy secos con clima cálido. La tierra ejerce de papel secante que absorbe todos los fluidos y sin agua no se llega producir putrefacción. La piel se encuentra arrugada y apergaminada sobre los huesos y tendones, los cabellos unidos al cráneo, los ojos desaparecidos por hundimiento. Se puede levantar con una sola mano todo el cuerpo agarrándolo por los pies, pues sin agua su peso es prácticamente sólo el de sus huesos calcáreos que están unidos tan sólo por piel y ligamentos.

La preservación físico-química es lo que se viene llamando desde la más remota antigüedad embalsamamiento. Practicada de muchas maneras. Los egipcios separaban las vísceras blandas: hígado, intestino, pulmones, corazón y cerebro, que extraían hábilmente y sometían la piel y musculatura a procesos químicos de saponificación de grasas o de fijación proteínica con bálsamos, taninos o ácidos. En la actualidad los forenses inyectan formol en los grandes vasos torácicos para que llegue a todo el resto del organismo e impida la putrefacción. Así se mantiene fijado por formol el cuerpo de Lenin en el museo del Kremlin, aunque hay que decir que cada día les viene dando más problemas su correcto mantenimiento a las autoridades rusas. El trabajo de disección anatómica en cadáveres se asemeja mucho al trabajo de carpintería dada la rigidez cadavérica, similar a madera blanda, efectuada por el formol. Este agente químico también impide el crecimiento de gérmenes putrefactivos.

La congelación se aprecia en cuerpos perdidos en la nieve de altas montañas, en glaciares o en lugares polares. Se pueden mantener el tiempo que dure la bajísima temperatura, pero finalizada ésta el cuerpo prosigue su natural descomposición. Las técnicas criogénicas se aplican a personas que esperan algún día poder ser descongeladas a la vida, ignorantes de que los cristales de hielo deshacen o matan diversos gripos de tejidos. Ningún animal helado puede revivir porque la congelación altera la composición química de algunas proteínas del ser adulto indispensables para la vida, como son las plamáticas, las hepáticas, las musculares, las del miocardio y las de las células nerviosas.

La radioactividad también detiene la proliferación de muchas clases de bacterias y muchas clases de insectos, pero no a todos , por lo que el proceso de putrefacción no está del todo interrumpido. Se da sólo en terrenos muy radioactivos y en múltiples individuos de un grupo, unos inmediatos a otros.

Incorruptibilidad de orígen desconocido.-

A lo largo de toda la historia de la Iglesia católica se han dado muchísimos casos que han sido estudiados por las autoridades eclesiales, con los oportunos certificados médicos de defunción y sobre todo de no preservación o manipulación química. De la incorruptibilidad respecto de la santidad se puede decir como de las prisiones que "Ni son todos los que están, ni están todos los que son", es decir: "ni son santos reconocidos todos los que están incorruptos, ni lo están todos los que son verdaderamente santos". No obstante las preservaciones consideradas por la Iglesia han de reunir una serie de características que el Papa Benedicto XIV dió a conocer en dos capítulos titulados "De cadaverum Incorrupcione". Él las resumió objetivamente en :

Ausencia de cualquier tratamiento químico o de embalsamado.

Aspecto saludable tras un período de enterramiento notable. Color y frescura de cara, manos, tegumentos, que suelen contrastar con el mal estado de las ropas, oxidación de cuerpos metálicos, tales como anillos, rosarios, pudrimiento de la madera del ataúd, etc.

Falta de rigidez cadavérica. El cuerpo está flexible, blando, se puede doblar perfectamente.

Falta de hedor putrefactivo. Al contrario, en múltiples ocasiones se ha apreciado la existencia de efluvios de gratos perfumes o fragancias. El bien llamado "olor de santidad".

Falta de coagulación intravascular sanguínea, lo que hace que son cuerpos que sangran al corte o a la punción. Se ha mantenido la sangre sin coagular y ésta no se corrompe.

Aparición de estos fenómenos en un individuo junto a otros cuerpos sepultados cercanos que sí que han sufrido las natural descomposición.

Santa Bernardette Soubirous - La niña de las apariciones de Lourdes (dos fotografías) . Murió a la edad de 35 años . Hoy contaría 156 años. (Óptima conservación de la cara y de los dedos). Este bello rostro no fue contemplado por persona alguna desde su adolescencia, pues ingresó muy joven en un convento de clausura y salvo las demás monjas compañeras nadie pudo verlo. De allí partió al cementerio donde estuvo enterrada más de 30 años tras los cuales en una exhumación fue reconocida su incorruptibilidad con unas ropas y un ataúd muy deshechos por la humedad y un rosario con la medalla totalmente oxidada. Desde entonces permanece en una urna de cristal en un oratorio esperando confiada, con la vela ardiente de la fe, en la "llegada del esposo: Jesucristo".


CONCLUSIONES:

Parece, pues mentira que al cabo de tantos años, o a veces de siglos, se mantengan los caracteres físicos tan bien conservados, despreciando las leyes naturales de rigidez, putrefacción, descomposición, etc...

No obstante hay que aclarar que siempre, la piel ha sido lavada y revestida, cuando se ha descubierto su portentosa integridad tras el largo enterramiento de muchos años. Se ha protegido además generalmente con una capa de fina cera, para evitar la acción corrosiva del polvo, el posterior crecimiento de mohos, los manoseos de los fieles, la voracidad de los insectos. A casi todos los cuerpos se les ha rodeado de una vitrina que impide cualquier clase de contaminación ambiental. Los cuerpos han superado el paso de muchos años o incluso siglos, pero no aguantarán cualquier agresión distinta, como el desmembramiento por parte de devotos fanáticos buscadores de reliquias ( es el caso de los restos de Santa Teresa de Jesús ) o la destrucción por parte de personas sacrílegas (caso de los restos incorruptos de S.Pascual Baylón, quemados por elementos frete-populistas durante nuestra última guerra civil). Por otro lado la incorrupción no significa mejora física para ningún cuerpo. Se aprecian jóvenes , maduros o viejos, felices o sufrientes, manteniendo el aspecto en el que la muerte les sorprendió.

Si nosotros ponemos una capa de cera sobre la cara de un difunto, no esperemos que ésta impida la total descomposición del mismo.

¿Conoce la Iglesia católica un truco propio para conseguir la incorrupción, un procedimiento físico-químico mantenido secretamente a lo largo de siglos?

Y si así fuera...., ¿Porqué nadie lo ha revelado nunca? ¿Porqué no se ha utilizado con mayor frecuencia, lo que la hubiese dado un mayor prestigio santoral?

Es obvio que un secreto así no puede aparecer y desaparecer en lugares tan distantes de todo el mundo y de todos los tiempos.

Algunos dicen o piensan que se trata de "mentiras o fraudes de la Iglesia: simples muñecos de látex o de cera bien hechos y nada más". A estos les contestaría que el caucho o látex tiene una vida corta de no más de 10 años, pues se resquebraja con el tiempo perdiendo su elasticidad. y que la imagen de cera carece de toda elasticidad para doblarse sin romperse. Por otro lado, poniendo un ejemplo, las monjitas que cuidan los restos de Santa Angela de la Cruz y la cambian de ropa son las mismas personas que salen a cuidar a enfermos y moribundos en Sevilla cada tarde y cada noche. No creo que en lo primero sean unas impostoras y a la vez en lo segundo unas santas abnegadas. Además: no es posible andar analizando continuamente los tejidos de cada cuerpo incorrupto para su demostración al incrédulo. Bástenos, ante el bárbaro y múltiple fraccionamiento de los restos de Santa Teresa de Ávila, el hecho de que en ninguno de ellos por separado se ha podido demostrar nunca fraude alguno.

A mi modesto parecer, no queda otro remedio más que reconocer que la sabiduría de Dios se está riendo a carcajadas de la sabiduría humana. Está premiando con el don de la incorruptibilidad a quien le ha parecido bien hacerlo, y yo así lo he de considerar mientras ningún sabio me explique el mecanismo "natural" de un fenómeno tan raro.

Es un hecho sobrenatural.

Acompaño este mini-estudio con fotografías reunidas de casos seleccionados de probada incorrupción, escogidos por sus cualidades de entre una multitud de ellos .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

AMIGO LECTOR , NOS INTERESA MUCHO SABER TU OPINIÓN ACERCA DE ESTE ARTÍCULO ESPECÍFICO O DE LA PÁGINA EN GENERAL. ESPERAMOS TUS COMENTARIOS.

BAJADA DE LA CHINITA

VIDEO DE SANTA BÀRBARA (ACERCÀNDOSE SU FIESTA -EL 4 DE DICIEMBRE- )Y SOBRE YEMAYÀ.

IMAGENES MILAGROSAS.

BENDICE A TODAS AQUELLAS PERSONAS QUE NOS VISITAN EN ESTA BLOG QUERIDO NIÑO

------------------

crea tu firma animada

CONSULTA TU FUTURO CON EL TAROT.

VIDEO. CATEDRAL DE ROMA, SAN JUAN DE LETRAN.

VIDEO DE LA CAPILLA SIXTINA

Nuestra Señora del Huerto

I made this widget at MyFlashFetish.com.

Virgen del Huerto

A fines del siglo XV una devota mujer de Chavarri, en la provincia de Génova, mandó pintar sobre el muro de un huerto una bella imagen de la Madre y el Niño, en señal de gratitud por haber sido salvada del flagelo de la peste

En 1493 una grave epidemia de cólera azotó a la ciudad de Génova, alcanzando la vecina localidad de Chiavari donde María Turquina Quercio, piadosa mujer del suburbio de Rupinaro, prometió a la Virgen una señal de público reconocimiento si la mantenía inmune a la peste. Señal de agradecimiento

Superado el flagelo, María Turquina encargó al artista Benedicto Borzone pintar sobre un muro del huerto ubicado entre el Palacio de Gobierno y el puerto, una imagen de la Santa Madre y el Niño junto a San Sebastián y San Roque, santos protectores de los enfermos. La imagen debía ser venerada por los transeúntes que, en su diario trajín, no tenían tiempo de entrar al templo para orar.

Poniendo todo su empeño Borzone logró expresar de manera admirable la bondad de la Santísima Virgen y la fuerza de su protección, obteniendo el bello y colorido retrato que conocemos.

Con el paso de los años el huerto fue transformado en depósito y chiquero pero la bella pintura siguió allí, manteniendo su aspecto y tonalidad y llamando poderosamente la atención de quienes pasaban por el lugar.

En 1528 la peste volvió a castigar la Liguria, abatiéndose con especial fuerza en Chavari, hecho que acrecentó la devoción por la imagen. Por esa razón, las autoridades de la ciudad decidieron construirle un altar que permitiese a los fieles inclinarse y orar ante ella.

Apariciones y milagros La noche del 18 de diciembre de 1609, Gerónima Turrio, una lavandera del barrio de Rupinaro, rezaba frente a la Virgen cuando, repentinamente, la pintura comenzó a irradiar una luz intensa. El prodigio se conoció en los alrededores y al cabo de un tiempo, cientos de peregrinos comenzaron a acudir al lugar para implorar gracias.

La fama de Nuestra Señora del Huerto se vio reforzada el 2 de julio de 1610 cuando, en horas de la mañana, se le apareció a Sebastián Descalzo, un humilde poblador de las inmediaciones, quien en esos momentos caminaba desde su casa al suburbio de Carasco, recitando sus oraciones.

Transitaba Sebastián la plaza de la ciudad cuando vio frente a sí a la Virgen bendita luciendo un hermoso manto celeste. Poco después, comenzaron los milagros. Una rajadura que atravezó el muro de un extremo a otro de la pintura, se reparó sola, sin la intervención de ningún albañil. Otro día, frente a su imagen, dos enemigos acérrimos fray Miguel Raggio y Battino Marini, se reconciliaron dándose el abrazo de la paz y al cabo de un tiempo se producían curaciones, se solucionaban diferendos y se concedían peticiones, todo por medio de la Virgen del Huerto.

Santa Patrona de Chiavari El 7 de marzo de 1634 el Consejo de Gobierno de la ciudad declaró a la Virgen del Huerto patrona de la población y del distrito de Chiávari y el 8 de septiembre el sector de la pared donde se hallaba pintada la imagen fue trasladado al Altar Mayor del santuario, inaugurado el año anterior.

En 1769 Nuestra Señora del Huerto fue solemnemente coronada con oro del Capitolio Vaticano y su iglesia entregada a la congregación de los Carmelitas Descalzos quienes la tuvieron en su poder hasta 1797, cuando al proclamar Napoleón la República Ligur, se alejaron. En 1892, instituida la nueva diócesis de Chiavari, S.S. León XIII elevó el santuario a Catedral designando dos años después a su primer obispo, Monseñor Fortunato Vinelli. El 3 de julio de 1907 San Pío X la elevó a Basílica

.

Hijas de María Santísima del Huerto

En 1829 San Antonio María Gianelli, obispo de Bobbio, se inspiró frente a la sagrada imagen para fundar la congregación de las Hijas de María Santísima del Huerto, venerable instituto que, desde Italia y España hasta Palestina y la India, pasando por América del Sur y las tierras del Congo, difundió por el mundo su sagrada devoción.

Oración a Nuestra Señora del Huerto

¡Oh, María del Huerto! Madre piadosísima, dignaos aceptar benigna la pobre ofrenda de nuestros obsequios y oraciones que, como hijos amantes, venimos a ofreceros.

Dignaos inclinar vuestros oídos a nuestras humildes súplicas para que no sea vana la confianza que en Vos ponemos, seguros de obtener de vuestro divino Hijo el perdón de nuestros pecados y el favor particular que solicitamos por vuestra poderosa mediación.

Alcanzadnos a todos la gracia de la perseverancia final, viviendo y muriendo como verdaderos hijos vuestros, para poder bendecir y alabar a Dios eternamente y ensalzar para siempre vuestras misericordias en el Huerto dichoso de la Jerusalén celestial. Amén.

VIDEO SOBRE LA TUMBA DE JESUS EN DONDE FUE FABRICADA LA IGLESIA DEL SANTO SEPULCRO

VIDEO CON FOTOS DE CACIQUES VENEZOLANOS Y DE SANTOS DE OTRAS CORTES A LOS CUALES VENERAMOS

ESPIRICONTIGO

CULTO A LA SANTA REINA MARIA LIONZA EN SU SANTA MONTAÑA Y ALTARES