martes, 4 de mayo de 2010

CATEDRALES DE VENEZUELA






CATEDRAL DE CARACAS.
Fue Construida en 1665 por Juan de Medina, en sustitución de la pequeña iglesia destruida en el terremoto de 1641; concluida en el año 1674. Su fachada es de 1771, obra de Francisco Andrés de Meneses. Dañada por el terremoto de 1812 su torre (que da nombre a una de las esquinas de Caracas) fue reducida en tamaño. En 1866 en su fachada se construye un frontispicio. En 1932 y los años 1960 se hacen obras de restauración y modificación en todo el templo. Destacan las coloniales capillas de la Trinidad (donde están los restos de los padres y esposa de Simón Bolívar), del Pópulo y la del Pilar.
Es una Iglesia de planta basilical constituida por 5 naves: una central y dos menores a cada lado, la nave central esta separada de las laterales por columnas de sección ochavada con capitel compuesto, que sorportan arcadas de medio punto. El Altar mayor y retablo mayor están dentro del presbiterio situado al fondo de la nave central.

La torre del campanario consta de cuatro cuerpos y es de sección cuadrada; en el tercer cuerpo esta el campanario. La cara principal representa lo que se denomina fachada retablo. La Iglesia esta compuesta por elementos neoclásicos, y ostenta 3 cuerpos que dan a cuatro calles, Actualmente, existe en la torre un reloj que, además de campanadas, emite sonidos de varias canciones
CATEDRAL METROPOLITANA DE CALABOZO.

Catedral Metropolitana de Calabozo, ubicada en Calabozo, Venezuela, es una hermosa muestra de lo que son las Catedrales Barrocas en Venezuela, la cual ha tenido diversas transformaciones a través de los tiempos.
La Catedral nace el día de la fundación de Calabozo, el 1° de febrero de 1724, como lo refiere Lucas Guillermo Castillo Lara en su libro sobre la Villa de Todos los Santos de Calabozo: “El padre Cádiz bendijo en nombre de Dios a la tierra que los recibía y a los hombres que la poblaban. Todos a uno proclamaron la voluntad de fundarse en nombre de la Majestad Real; después el Fraile acompañado de los pobladores plantó una sencilla cruz para fijar el sitio de la futura iglesia, trazó a cordel el rectángulo de la plaza, delineó las cuatro primeras calles y distribuyó los doce primero solares, hasta abril de 1729 cuando, en ocasión de la visita del Sr. Obispo Juan José Calatayud, fue construida como tal entre 1754 y 1790 que tardo su construcción. Se comienza la construcción de la Segunda iglesia parroquial, pero fue en el siglo XX cuando se construyó la cúpula con el reloj, actualmente, es icono de la ciudad, y ser una de las más importantes del estado venezolano.
CATEDRAL DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN.


LA CATEDRAL Y SU PUEBLO

Los Teques nació hace más de cuatro siglos como pobre y desasistida aldea de indios, donde con el transcurrir de los años se asentaron los colonos españoles. No se cumplió aquí, en estas tierras de Guaicaipuro, aquellas rígidas formalidades ordenadas por los Reyes de España de elegir cuidadosamente el sitio de fundar, de afirmar el derecho de conquista arrancando el jefe del ejército poblacional unos puños de hierba, de dar con su espada tres golpes sobre el suelo y, finalmente, retar a duelo a quien se opusiera al acto de fundación. Los Teques no tuvo acta de nacimiento, ni contó en un principio con una sencilla capilla, ni se entronizó ninguna imagen como símbolo protector de los moradores.


Andando el tiempo, en el siglo XVIII, La Familia Fernández Ascanio estableció un modesto oratorio. Allí celebró misa el primer cura párroco de los Teques, el bachiller Manuel Antonio Fernández Feo, el día 17 de septiembre de 1778. A este joven dinámico y emprendedor sacerdote es que la pequeña aldea debe su primera iglesia inaugurada solemnemente el 31 de mayo de 1790.


Era un templo modesto, de tapias, rafas y tejas, con su sacristía, el baptisterio, el campanario, un altozano de dos varas de alto, un órgano comprado en Caracas, varias imágenes, destacándose entre ellas el glorioso San Felipe Neri, patrono de la parroquia.


Desde ese año de 1790 la feligresía pudo oír misa, bautizar a sus hijos, celebrar los matrimonios en el propio pueblo de Los Teques, sin tener que desplazarse a pie o en bestias de carga a los lejanos templos de San Diego de los Altos y Macarao, cercano a la Hacienda Las Adjuntas.

No se dice rector sino que se dice párroco, otro dato que también les puede servir es que el diácono parroquial es Luis Enrique Armas

Catedral de Nuestra Señora de Coromoto (Guanare)

La Basílica Catedral de Nuestra Señora de Coromoto es una iglesia del siglo XVIII consagrada a la Virgen de Coromoto y situada en Guanare, capital del Estado Portuguesa, en Venezuela.

El primer templo de cierta importancia de Guanare se inició en 1710 y fue culminado por el Presbítero Francisco Valenzuela, en 1742. Esta iglesia duró muy poco, ya que fue dañada por el terremoto del 15 de octubre de 1782 y tuvo que ser clausurada. Los trabajos para la reconstrucción se iniciaron en 1788 y terminaron el 3 de noviembre de 1807. Fue elevada a la dignidad de Basílica Menor el 24 de mayo de 1949, por su Santidad el Papa Pío XII, y declarado monumento histórico según Gaceta Oficial nº 36.320 de 2 de agosto de 1960.

De la edificación cabe destacar el retablo, barroco-colonial de estilo churrigueresco, que fue realizado por José Quiñones, así como los vitrales que elaboró F. X. Zettler en Múnich.

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Catedral_de_Nuestra_Se%C3%B1ora_de_Coromoto_(Guanare)"
Catedral de Maracaibo
La Catedral de Maracaibo (llamada Santa Iglesia Catedral Metropolitana de los Bienaventurados Apóstoles San Pedro y San Pablo y/o Iglesia Matriz de Maracaibo), es la Iglesia matriz de Maracaibo en el estado Zulia de Venezuela. Es una edificación del siglo XVII. Su designación como Catedral fue por Bula del Papa León XIII el 25 de julio de 1897 y constituye junto con el Palacio Arzobispal la Arquidiócesis de Maracaibo.[1]

Entre 1800 y 1817 es reconstruida por obra del Arquitecto don Carlos Mijares y el 18 de abril de 1813 fue consagrada como Catedral de la entonces Diócesis de Mérida de Maracaibo por el Obispo Rafael Lasso de la Vega al ser trasladada la silla episcopal de Mérida a Maracaibo; hasta 1821 cuando el Congreso de la Gran Colombia decidió el traslado de regreso de la Sede Episcopal a Mérida, permaneciendo como Iglesia Parroquial Mayor de Maracaibo hasta el año de 1897 cuando, por erección de la Diócesis del Zulia, le es devuelta su dignidad de Catedral por el Papa León XIII siendo su primer obispo Monseñor Francisco Marvez.

En 1965 es elevada al rango de Metropolitana por erección de la actual Arquidiócesis de Maracaibo, pero el estado de deterioro en la estructura obligó a su cierre en 1971. En 1978 se concluyeron los trabajos de restauración para ser abierta nuevamente.

Recientemente, se han realizado investigaciones en el traspatio del Templo y en el que se han podido descubrir tesoros antiguos que se conservaban bajo tierra y que salieron a la luz en las excavaciones realizadas. En el 2007 el Templo sufrió dos nuevos saqueos: El primero fue el penúltimo Domingo de Pasión (domingo anterior al Domingo de Ramos y último de la Cuaresma) en que un (os) villano (s) ingresaron en la Sacristía y robaron una gran cantidad de dinero recogida en la colecta, como también, los ajuares que tenían las tallas de San Juan y la Magdalena.

El segundo saqueo se produjo en la noche del 12 y madrugada del 13 de mayo del mismo año, fiesta de la Virgen de Fátima, donde el cableado eléctrico y de sonido habían sido dañados (por lo que el Templo no se podía iluminar a través de la luz eléctrica) también, se encontró un Crucifijo de oro en el suelo del Sagrario; ante este inminente acontecimiento, el personal se vio obligado -de nuevo- a cerrar el Templo por unos días mientras se arreglaban los sistemas dañados, las Misas se oficiaron durante este pequeño período en la Capilla filial de Santa Ana.

Esta Iglesia es el centro de las actividades litúrgicas de Maracaibo. En ella se celebran los cultos de Semana Santa y se veneran las imágenes del Cristo Negro de Gibraltar o Santa Reliquia S. XVII y del Santo Sepulcro S. XVIII. Los patrones son Nuestra Señora del Carmen y San Sebastián, patrono de la ciudad de Maracaibo, cuyas imágenes datan del Siglo XVIII, como titulares son el Santísimo Sacramento, San Pedro y San Pablo. En ocasiones oficiales, y para no exponer el nombre completo del Templo, sólo se nombra como "Parroquia del Sagrario Catedral", apelativo que se le dio por el Sagrario del Templo, que cuando estaba en la primitiva Iglesia, era lo que más se destacaba.

En la actualidad se están realizando trabajos de remodelación y mantenimiento exterior e interior del Templo, previo a un futuro retomar el proyecto de la reforma arquitectónica del Templo que se tenía programado y que por diferentes motivos han tenido que ser retrasado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

AMIGO LECTOR , NOS INTERESA MUCHO SABER TU OPINIÓN ACERCA DE ESTE ARTÍCULO ESPECÍFICO O DE LA PÁGINA EN GENERAL. ESPERAMOS TUS COMENTARIOS.

BAJADA DE LA CHINITA

VIDEO DE SANTA BÀRBARA (ACERCÀNDOSE SU FIESTA -EL 4 DE DICIEMBRE- )Y SOBRE YEMAYÀ.

IMAGENES MILAGROSAS.

BENDICE A TODAS AQUELLAS PERSONAS QUE NOS VISITAN EN ESTA BLOG QUERIDO NIÑO

------------------

crea tu firma animada

CONSULTA TU FUTURO CON EL TAROT.

VIDEO. CATEDRAL DE ROMA, SAN JUAN DE LETRAN.

VIDEO DE LA CAPILLA SIXTINA

Nuestra Señora del Huerto

I made this widget at MyFlashFetish.com.

Virgen del Huerto

A fines del siglo XV una devota mujer de Chavarri, en la provincia de Génova, mandó pintar sobre el muro de un huerto una bella imagen de la Madre y el Niño, en señal de gratitud por haber sido salvada del flagelo de la peste

En 1493 una grave epidemia de cólera azotó a la ciudad de Génova, alcanzando la vecina localidad de Chiavari donde María Turquina Quercio, piadosa mujer del suburbio de Rupinaro, prometió a la Virgen una señal de público reconocimiento si la mantenía inmune a la peste. Señal de agradecimiento

Superado el flagelo, María Turquina encargó al artista Benedicto Borzone pintar sobre un muro del huerto ubicado entre el Palacio de Gobierno y el puerto, una imagen de la Santa Madre y el Niño junto a San Sebastián y San Roque, santos protectores de los enfermos. La imagen debía ser venerada por los transeúntes que, en su diario trajín, no tenían tiempo de entrar al templo para orar.

Poniendo todo su empeño Borzone logró expresar de manera admirable la bondad de la Santísima Virgen y la fuerza de su protección, obteniendo el bello y colorido retrato que conocemos.

Con el paso de los años el huerto fue transformado en depósito y chiquero pero la bella pintura siguió allí, manteniendo su aspecto y tonalidad y llamando poderosamente la atención de quienes pasaban por el lugar.

En 1528 la peste volvió a castigar la Liguria, abatiéndose con especial fuerza en Chavari, hecho que acrecentó la devoción por la imagen. Por esa razón, las autoridades de la ciudad decidieron construirle un altar que permitiese a los fieles inclinarse y orar ante ella.

Apariciones y milagros La noche del 18 de diciembre de 1609, Gerónima Turrio, una lavandera del barrio de Rupinaro, rezaba frente a la Virgen cuando, repentinamente, la pintura comenzó a irradiar una luz intensa. El prodigio se conoció en los alrededores y al cabo de un tiempo, cientos de peregrinos comenzaron a acudir al lugar para implorar gracias.

La fama de Nuestra Señora del Huerto se vio reforzada el 2 de julio de 1610 cuando, en horas de la mañana, se le apareció a Sebastián Descalzo, un humilde poblador de las inmediaciones, quien en esos momentos caminaba desde su casa al suburbio de Carasco, recitando sus oraciones.

Transitaba Sebastián la plaza de la ciudad cuando vio frente a sí a la Virgen bendita luciendo un hermoso manto celeste. Poco después, comenzaron los milagros. Una rajadura que atravezó el muro de un extremo a otro de la pintura, se reparó sola, sin la intervención de ningún albañil. Otro día, frente a su imagen, dos enemigos acérrimos fray Miguel Raggio y Battino Marini, se reconciliaron dándose el abrazo de la paz y al cabo de un tiempo se producían curaciones, se solucionaban diferendos y se concedían peticiones, todo por medio de la Virgen del Huerto.

Santa Patrona de Chiavari El 7 de marzo de 1634 el Consejo de Gobierno de la ciudad declaró a la Virgen del Huerto patrona de la población y del distrito de Chiávari y el 8 de septiembre el sector de la pared donde se hallaba pintada la imagen fue trasladado al Altar Mayor del santuario, inaugurado el año anterior.

En 1769 Nuestra Señora del Huerto fue solemnemente coronada con oro del Capitolio Vaticano y su iglesia entregada a la congregación de los Carmelitas Descalzos quienes la tuvieron en su poder hasta 1797, cuando al proclamar Napoleón la República Ligur, se alejaron. En 1892, instituida la nueva diócesis de Chiavari, S.S. León XIII elevó el santuario a Catedral designando dos años después a su primer obispo, Monseñor Fortunato Vinelli. El 3 de julio de 1907 San Pío X la elevó a Basílica

.

Hijas de María Santísima del Huerto

En 1829 San Antonio María Gianelli, obispo de Bobbio, se inspiró frente a la sagrada imagen para fundar la congregación de las Hijas de María Santísima del Huerto, venerable instituto que, desde Italia y España hasta Palestina y la India, pasando por América del Sur y las tierras del Congo, difundió por el mundo su sagrada devoción.

Oración a Nuestra Señora del Huerto

¡Oh, María del Huerto! Madre piadosísima, dignaos aceptar benigna la pobre ofrenda de nuestros obsequios y oraciones que, como hijos amantes, venimos a ofreceros.

Dignaos inclinar vuestros oídos a nuestras humildes súplicas para que no sea vana la confianza que en Vos ponemos, seguros de obtener de vuestro divino Hijo el perdón de nuestros pecados y el favor particular que solicitamos por vuestra poderosa mediación.

Alcanzadnos a todos la gracia de la perseverancia final, viviendo y muriendo como verdaderos hijos vuestros, para poder bendecir y alabar a Dios eternamente y ensalzar para siempre vuestras misericordias en el Huerto dichoso de la Jerusalén celestial. Amén.

VIDEO SOBRE LA TUMBA DE JESUS EN DONDE FUE FABRICADA LA IGLESIA DEL SANTO SEPULCRO

VIDEO CON FOTOS DE CACIQUES VENEZOLANOS Y DE SANTOS DE OTRAS CORTES A LOS CUALES VENERAMOS

ESPIRICONTIGO

CULTO A LA SANTA REINA MARIA LIONZA EN SU SANTA MONTAÑA Y ALTARES